Fabián C. Barrio

9 sep

Hoy he flipado, he hablado un buen rato con una de esas personas que no te dejan indiferente.

Fabián C. Barrio rompió, hace un par de años, con su vida estándard y tirando a “pija”, para comprarse una moto sin demasiada electrónica, y prepararla/prepararse para dar la vuelta al mundo. Dos años después, ya de vuelta a Madrid, ha escrito un libro sobre sus andanzas, y este fin de semana se ha desplazado hasta el EBMWR12 para presentarlo y dedicarlo, si se tercia, a los posibles compradores.

 

Imagen

 

 

Fabián emana una energía positiva sin parangón, enseguida te das cuenta que está muy seguro de sí mismo, y con su discurso repleto de detalles y sentencias con mucho sentido, consigue transmitirte unas emociones que se transforman en envídia sana, a medida que van pasando los minutos y te sumerges en un viaje que todos hemos soñado alguna vez en nuestras vidas.

Si, ese viaje encima de una moto recorriendo todo tipo de parajes, carreteras, montañas, pueblos y ciudades que no podemos o no queremos hacer por culpa de todas las ataduras que nos asfixian en el día a día de nuestras vidas mundanas.

Fabián, por decirlo simple y llanamente, tuvo los huevos de cerrar su exitosa empresa de servicios informáticos, renunciar a su mejor compañero en forma de dálmata, y alejarse de su família y seres queridos… para llevar a cabo ese sueño que al final, como no podía ser de otra manera, le ha cambiado la vida para siempre.

Tanzania, Ucrania, Thailandia, Perú, Australia, Índia, Sudán… son algunos de los países en los que este motero de pro ha podido compartir experiencias con los autóctonos de aquellos lares. Una cosa muy clara y nítida para él: La gente es buena por naturaleza, y eso que él siempre pensó que la bondad humana era la excepción, y no la regla.

 

Imagen

 

 

Y para este viaje, su compañera de fatigas iba a ser “fefa”. “Fefa” es una moto de la que no ha trascendido la marca (juraría que es una Honda Varadero) por culpa del poco apoyo que dicha marca ofreció a Fabián.

A modo de preparación, lo que más salta a la vista, of course, son las maletas rectangulares de chapa. También podemos apreciar un manillar extravagante con una especie de “silent blocks” que atenúan las vibraciones, así como unas buenas defensas necesarias para las inoportunas caídas que, lo quieras o no, siempre te van a acontecer.

Un trozo de plástico en el puño del gas (con un nombre que se me ha escapado) para acelerar simplemente con la palma, sin necesidad de agarrarlo constantemente. Lo que quizás sea más antiestético, es un “winch”, un cable enrollado, imagino que motorizado, ideal para poder sacar a “fefa” de cualquier zona pantanosa o embarrada en tiempo récord.

 

Imagen

 

 

Yo he picado, y me he gastado 24 euros en el libro de Fabián “Salí a dar una vuelta”… de hecho, he comprado dos ejemplares, porque me parece un fantástico regalo para un buen amigo, el primero que me habló de las aventuras del motero informático. No tengo comisión, así que mi recomendación es pura: No dudéis en visitar la web www.saliadarunavuelta.com, y allí encontraréis todos los detalles necesarios para haceros con una copia.

Hace un ratito que he acabado de editar la entrevista que, repito, me ha marcado. Son 12 minutos, con lo que va a tardar un poco en subirse a youtube.

El resto del día me lo reservo para mañana! Creo que he grabado imágenes espectaculares del stunt Narcís Roca, del freestyler Pinyol, y del trialero Pascuet. Eso lo editaré ya con calma en Andorra, y os explicaré como Dios manda todo lo que ha acontecido este sábado y Domingo en el EBMWR12 de Formigal!!!!

Mucho gaaaaaaaaassss, moterosssssss!!!!

 

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *